miércoles, 27 de octubre de 2010

(S)

Son noches llenas de tontas miradas, sonrisitas estúpidas y caricias inolvidables.
Dejamos la vergüenza en casa, llevándonos puesto el pudor. Los deberes los perdimos, así que no se sabe lo que debemos o no debemos hacer. Nos olvidamos de los miedos, del mundo que nos rodea. Dejamos a un lado las diferencias, para permitirnos por una sola noche soñar, volar, sentir caricias, nos permitimos pasarlo bien por un momento, olvidándonos de todo.

Y entonces...abrí los ojos, y te ví. Ví esa sonrisa, esos ojos, esas manos que no paraban de acariciarme, de sentirme, escuchaba el latir de dos corazones al unísono. Ví la locura, las ganas, la felicidad...vi la noche.
Vi tu boca acercándose a la mía, para besar mis labios, mientras yo cerraba los ojos y volvía a olvidarme del mundo...Pero nunca, nunca de ti.

2 comentarios:

  1. (L) chacha... que qué te digo? lo mismo de siempre: me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Chacha, que eres una exagerada... :) (L)

    ResponderEliminar